¿Por qué dar de baja definitiva un coche?

Cuando nuestro coche llega al final de su vida útil, ya sea por desgaste o por siniestro, es imprescindible y obligatorio proceder a su baja definitiva en la Dirección General de Tráfico (DGT).

Desde hace unos años la gestión de la baja de nuestros vehículos es obligación para los Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CATV).

Si dejamos nuestro automóvil abandonado en la vía pública, esto nos puede costar una multa del Ayuntamiento que va desde los 600 a los 30.050€. Dejar abandonado un vehículo es un delito medioambiental grave ya que es considerado como un residuo sólido urbano sumamente peligroso por algunos de sus componentes tóxicos.

Además, enviar al desguace un coche y darlo de baja nos exime de todos los gastos que el mismo conlleva, como por ejemplo el Impuesto de Circulación y la ITV.

Mire por donde se mire, dar de baja de un coche es una ventaja económica y medio ambiental y nosotros realizamos las gestiones sin costes ni desplazamientos para usted.

¿Por qué dar de baja definitiva un coche?

¿Cómo tramitar la baja de un vehículo de empresa?

Llevar tu vehículo un Centro Autorizado de Tratamiento (C.A.T.) o desguace para tramitar la baja definitiva es un paso irremplazable cuando el automóvil llega al final de su vida útil. Si además tu coche o furgoneta se trata de un vehículo industrial o de empresa, este final suele ser más próximo debido al mayor desgaste al que se somete.

Realizar esta gestión con Dardebajauncoche.es te resultará cómodo y sencillo ya que puedes acceder a este servicio directamente desde tu oficina o domicilio sólo con una llamada o un correo electrónico. Además te recordamos que acceder a estos servicios de desguace con nosotros te resultará totalmente gratis.

La principal diferencia entre tramitar la baja de un vehículo particular y uno de empresa radica en la documentación necesaria para hacerla en tráfico. Nosotros nos encargamos de gestionar todo el papeleo y hacerte llegar los certificados de Destrucción del automóvil y Baja definitiva en la DGT, pero para ello necesitaremos los siguientes documentos:

Ficha técnica y Permiso de circulación: son los que coloquialmente llamamos “papeles del coche” y servirán tanto para acreditar de qué vehículo se trata como para mostrar a qué nombre fiscal consta la titularidad del mismo.

CIF y DNI: serán necesarios fotocopias del CIF de la empresa que registró la titularidad del vehículo en Tráfico  y DNI del administrador o administradores de la misma.

Escrituras de la empresa: En ellas se hace constar el vínculo entre la persona física y jurídica. Como suele ser un documento demasiado grande, lo hemos simplificado con un “Modelo de representación de personas jurídicas” que podemos enviarte por e-mail o fax para que lo selle y firme el administrador agilizando así el trámite.

Solicitud de baja definitiva: Gestionamos la baja telemáticamente, y para ello debemos remitir a la Dirección General de Tráfico una solicitud de este trámite firmada y sellada por el administrador. Igualmente te lo hacemos llegar del modo más cómodo para ti.

Puedes encontrar los modelos de documentación descargables en nuestra sección de documentación, así como el resto de casos que son frecuentes a la hora de solicitar la gestión de retirada al desguace y baja definitiva de un vehículo en la DGT.

Si tienes alguna duda sobre la tramitación de la baja definitiva de tu vehículo de empresa, porque ya esté disuelta, se hayan extraviado los documentos del automóvil o cualquier otra cuestión, puedes contactar con nosotros y nuestros operadores darán con el modo más sencillo de solventarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *